Daniel Ibáñez rescindió el contrato que lo ligaba al club Olimpo.

Por motivos personales, el jugador dejó de pertenecer a la institución tras la firma ante escribano público