Ezequiel Viola volvió al club tras acordarlo con la dirigencia.

El Equi se convirtió en el primer refuerzo del Aurinegro para la próxima temporada de la B Nacional.

De 30 años, nacido en nuestra ciudad el 1 de septiembre de 1987, mide 1,86 metros y es surgido de las divisiones menores.

Durante su alejamiento, fue jugador de Juventud Antoniana de Salta, y de Gimnasia y Esgrima de Mendoza, donde ascendió a la B Nacional.

“Estoy contento por haber vuelto a mi casa, fueron muchos años acá y no me había ido de la mejor manera. Recibí muchas demostraciones de afecto de la gente, que no entendían porque me había ido aún teniendo contrato. Eso me reconforta y me da energía”, nos comentó.

Respecto a sus expectativas, Viola expresó su deseo de “competir por un lugar y poder jugar. En su momento me costó porque estaba Nereo adelante, pero quiero demostrar mis condiciones”.

“Ojalá la gente nos acompañe, hay muchos chicos de club, durante mucho tiempo se pidió y eso y este año por lo que se ve están dadas las condiciones para que estén dentro de la cancha”, cerró.