Logró la Copa Rubén Ferrandi por primera vez desde que se instauró (2001).

Por primera vez desde que se instauró (2001), el aurinegro se adjudicó la Copa Rubén Héctor Ferrandi, que premia a la entidad con mejores logros en menores. En 2014, Olimpo ganó los torneos de Infantiles (U15) y Cadetes (U17), fue subcampeón en Juveniles (U19) y quinto en Preinfantiles (U13).

Trabajo, sacrificio y buen básquet. Todo quedó reflejado la noche del 20 de diciembre cuando más de 400 personas acompañaron al básquet menor de Olimpo en la fiesta de fin de año. El acto esta vez tuvo un condimento muy especial: por primera vez desde 2001, año en que se instauró, el aurinegro se adjudicó la Copa Rubén Héctor Ferrandi.

¿Qué significado tiene? La Asociación Bahiense la creó para premiar a la entidad con mejores logros deportivos en las cuatro categorías formativas por excelencia: Preinfantiles, Infantiles, Cadetes y Juveniles. Allí, Olimpo, que contó con la coordinación de Daniel Allende, venció por cuatro puntos (9 a 13) a Bahiense del Norte, el líder histórico con ocho ediciones en su haber.

El aurinegro conquistó los títulos en Infantiles y en Cadetes. Los U15 culminaron un año fantástico venciendo en las finales a Estudiantes, por 2 a 0, y cortando las redes del Osvaldo Casanova. Agustín Solomon, Marcelo Pérez, Fausto Ruesga, Agustín Astradas, Nicolás Brugniere, Franco Pallotti, Ignacio Ceroni, Lautaro Trespando, Valentín Bettiga, Luciano Figueroa y Marcos Diel representaron a Olimpo bajo el mando de Franco Maceratesi.

El mismo entrenador se consagró campeón, también, con los U17. Las finales fueron ante Bahiense (2-0) y el plantel estuvo compuesto por Franco Ruesga, Genaro Priore, Agustín Solomon, Facundo Arens, Agustín Sánchez, Marcelo Pérez, Valentín Bettiga y Luciano Figueroa.

Además, Olimpo se dio el lujo de alcanzar las finales en Infantiles Bis, instancia en la que cayó ante el invicto Estudiantes por 2 a 0, y finalizó en la tercera colocación en Cadetes Bis.

Indudablemente, el trabajo de un enorme grupo que encabeza César Ruesga, cobijado bajo el mando general de Alfredo Dagna, cambió el paradigma institucional. El mismo presidente lo señaló: “El básquet es nuestro deporte, tan importante como el fútbol”.

Fuente: Prensa Olimpo Basket.